Header Ads

[LIVE REVIEW] Machine Head desembarco en Buenos Aires con su tour “An evening with Machine Head”

Por: Martin Parodi/Esteban Igarzabal

Las campanas que llaman a esta reunión son de puro metal muy pesado, y su llamado no resultará indiferente en un Teatro de Flores notoriamente concurrido que la juega de digno anfitrión para el desembarco de las huestes de Robb Flynn y su Machine Head.

Convengamos algo: a esta banda podremos juzgarla con ese maldito diario del lunes que nos convierte a todos en DT, queriendo muchas veces tratar de explicar algo tan inexplicable como lo es el arte. Ejemplos. Que “the burning red” es nu metal, que “Supercharger” es raro, que “Through the Ashes of Empires” los salvó, etc, etc. Probablemente todo esto sea obra involuntaria del mismísimo Flynn, mentor de este proyecto que con un debut tan aplastante, original e irresistible como “Burn my Eyes” puso la vara demasiado alta a su propio porvenir, y los paladares metaleros nos acostumbramos, quizás consciente o inconscientemente, a exigir un resultado tan bueno o mejor aún como el de aquel encumbrado debut.

Pero lo bueno es que los pingos se ven en la cancha, y los pesos pesados del metal se ven en el escenario. Y ahí es donde Machine Head te pasa por arriba.

La promesa latente de una paliza sonora se cristaliza desde la primer nota de “Imperium” (¿acaso una de las mejores intro para un show de heavy que se precie de tal?) y el repaso de su obra fue parejo y potente. El carisma de Flynn (que se hace entender perfectamente aún sin pronunciar una sola palabra en castellano), la destreza de Dave McClain tras los parches, la solidez de Phil Demmel y Jared MacEachern, (quien sale airoso al suplantar en su puesto al histórico Adam Duce) nos brindan un show compacto y atronador, donde todo se remite simplemente a escuchar a cuatro tipos tocando metal sin ninguna clase de parafernalia secundaria más que un correcto juego de luces.

El set estuvo mayoritariamente basado en la etapa 2003 en adelante de la banda, teniendo más protagonismo los temas que van desde “Through the Ashes of Empires” hasta su nueva obra “Bloodstone & Diamonds”, pero aún así el repaso por los clásicos fue más que correcto. Un buen ejemplo de esto fue el combo “Ten Ton Hammer” seguido por “From this Day”, dedicada a los “old school” de la audiencia por parte del mismísimo Robb, hecho que no hizo más que agregarle fuego a un show que ya estaba más que encendido.

Promediando la segunda mitad del set, Machine Head arranca cabezas con esa obra maestra del metal llamada “Davidian”, para luego regalarnos una perlita: su interpretación del clásico de Iron Maiden “Hallowed Be thy Name” (tremendamente festejada y coreada por el público), y luego llegando al final, nos disparan con varias canciones de ese gran álbum como lo fue “The Blackening”, sin olvidar por supuesto a la gran “Game Over” (temazo de “Bloodstone & Diamonds”) y otro superclásico como “Old”.

Si bien superaron las dos horas de show, los cuatro integrantes dejaron prendido fuego el escenario del Teatro, demostrando con creces que les sobra entereza y sed de metal. Acá ya no hay dudas ni sutileza: Machine Head se te planta y te boxea con su propuesta. Las caras de felicidad de la audiencia que copó esta parada pueden dar cuenta de ello. 

Setlist:

1.Imperium
2.Beautiful Mourning
3.Now We Die
4.Bite the Bullet
5.Locust
6.From This Day
7.Ten Ton Hammer
8.This Is the End
9.Darkness Within
10.Bulldozer
11.Killers & Kings
12.Davidian
13.Descend the Shades of Night
14.Hallowed Be Thy Name (Iron Maiden)
15.Now I Lay Thee Down
16.Aesthetics of Hate
17.Game Over
18.Old
19.Halo
Con la tecnología de Blogger.