Header Ads

[LIVE REVIEW] WARBRINGER REGRESÓ AL PERÚ CON LO MEJOR DE SU THRASH METAL

Por: Diego Oregón/Nessa EJ

El Crypto Metal Bar, ahora ubicado en Barranco, fue el escenario en donde Warbringer se presentó por segunda vez junto a Hatelmurder y Nervo Chaos, ambas bandas de Brasil, y representando el metal nacional Murder y Diabolous 666. La banda estadounidense de Thrash empezó su gira, llamada "La devastación South America tour" en Lima y una cantidad decente de limeños fue a verlos.

A las 10:10 de la noche arranca la música en vivo con Diabolous 666. El sonido oscuro, siniestro y demoníaco se apoderó del bar incitando a que los bangers se asomen a escuchar a esta poco conocida banda de black metal underground. A las 10:55, y con un poco más de público, Murder se agrupa en el escenario y tocando thrash metal melódico. Esta es una banda del 2004 que fusiona elementos del thrash, el progresivo y lo melódico para sus composiciones. Esperemos ver a estas bandas en futuras presentaciones locales.

Prosiguiendo con el cartel, llegó Nervo Chaos. Por primera vez en Perú, esta banda de Sao Paulo de 1996, aunque actualmente solo el baterista toca desde ese año, desplegaba su sonido entre oídos peruanos. La técnica, lo marcado que tienen los tiempos y su fuerza notan una clara influencia de Morbid Angel. El tema más destacable de su presentación fue "Changes of Destruction", aunque, lamentablemente, tuvieron varios momentos interrumpidos por problemas con los parlantes.

Avanzando la noche, el aforo del bar se aproximaba a la mitad de su capacidad. A las 12:25 Hatefulmurder se apodera del escenario, y con bastante energía, buenos riffs, muy buena coordinación y violencia; esta segunda banda brasileña de la noche nos golpeé con Death/Thrash Metal agresivo. Lo que sin duda más movió a la gente fue su cover de N.I.B. coreada por todos los fanáticos de Black Sabbath.

Hasta que llegó el plato fuerte de la noche: Warbringer. Aunque se esperaba que la asistencia fuera mayor, los norteamericanos lo dieron todo en el escenario y se apoderaron de los cerebros de todo aquel que los escuchó esa noche. El deseo de descontrol y el thrash taladrando cabezas provocaban armar mosh, pero los pocos atrevidos que quisieron no pudieron ante la mayoría estática del público. Los temas más sonados fueron "Scars Remain", "Living Weapon", "Total War" y "Forgotten Dead". Los thrashers salieron gustosos del show. Fue una noche diferente. Aunque parecía un concierto de bandas locales, todas las bandas se comportaron con sumo profesionalismo y no nos dejaron hambrientos de Metal. Esperemos que para próximos conciertos la asistencia mejore.

Con la tecnología de Blogger.