Header Ads

DESTRUCTION devastó Lima por quinta vez


La leyenda del Thrash Metal alemán, Destruction, regresó a Lima el primero de junio para una intima visita con sus seguidores peruanos. Con más de 30 años creando agresividad sonora de alta calidad, llegaron a Sudamerica a cargo de la gira Latin America Under Attack. Nuevamente, al igual que en enero 2013, fue la discoteca Céntrica el lugar donde se presentó la agrupación.

El concierto inició con Gangrel a las 8:30 de la noche. Tocando los temas de su EP "Gangrel Strike", la banda conformada por Diego García (Bajo), Fernando Reátegui (Voz), Sergio Navarrete (Guitarra), Carlo López (Guitarra) y Marko Díaz (Batería), mostraron una enérgica presentación. Canciones como Break the Chains y Gangrel Strike fueron las más potentes. El único detalle fue la baja asistencia que demoró en llenar el local.


Black Heaven fue el segundo telonero, quienes ingresaron 20 minutos después de la salida de Gangrel. Frente a un aproximado de 50 personas, la banda nacional tocó temas de su álbum debut "Blast the Mankind". El Thrash de la banda liderada por Luis Chumpitaz (voz y bajo), tuvo un sonido más ochentero que el anterior, reconocido con gusto por el público. Entre los temas que más sobresalieron fueron Agony, Balada de Sangre e Instinto Animal.


Finalmente, llegó la hora de enfrentar el desquiciado sonido de Destruction por quinta vez. Primero ingresa Vaaver en la batería y luego aparecen por los costados Mike y Schimer tocando Under Attack, tema sobresaliente de su catorceavo disco. La gente estaba muy emocionada por lo que se vendría. Enseguida Curse the Gods hizo estallar la locura en Céntrica con un violento mosh de considerables proporciones. Schimer saluda al público y empalma Nailed to the Cross y Mad Butcher, los mejores himnos para destruirnos la cabeza.


Después de tocar Armageddonizer, Marcel Schimer nos aclara: "This is our 5th time here, and I still remember our first time with Kreator (...) Germany loves Peru!" Palabras sentidas para los verdaderos fans de Destruction. La maquina de demolición no paró, el setlist estaba listo para violentarnos Eternal Ban, Life Without Sense, Release From Agony, Hate is my Fuel y Death Trap ¡Ahh, un abuso! Para descansar luego de tremendo carnicería, Vaaver realiza un solo de batería muy técnico y veloz. Lo que da tiempo para que Mike y Schimer se refresquen y que luego suene Thrash Attack, Invincible Force y D.evolution. A estas alturas el mosh ya estaba descontrolado e impactando a un grupo mayor de aficionados.




Para finalizar el tremendo espectáculo, el encore estuvo protagonizado por Days of Confusion/Thrash til' Death, The Butcher Strikes Back y BESTIAL INVASION. Los bangers se comportaron a la altura y aguantaron la masacre hasta el último segundo con mosh pits, wall of death y crowd surfing. Con el local semi-lleno de capacidad, pero rebalsando de satisfacción por la descarga de metal que habíamos recibido termina uno de los mejores conciertos de Thrash vividos este año.

El sonido estuvo muy bueno, pero no fui el único en dudar si el volumen para la guitarra de Mike era suficiente. Me pareció que la batería lo opacó un poco. Las luces bien, pero siempre molestando al público y la discoteca Céntrica de lo mejor. Gracias a Danger Steel por seguir trayendo bandas de peso y a la gran acogida peruana que nunca se cansa de estas leyendas germanas.

Redacción y fotos: Diego Oregón
Con la tecnología de Blogger.