Header Ads

Un Jueves Apocalíptico con Cannibal Corpse y Napalm Death

Por: Walter Velásquez/Diego Oregón

Ayer vimos un hecho histórico y diferente, ya que por primera vez estuvimos frente a 2 bandas extremas del metal unidas tocando en un solo concierto. Napalm Death y Cannibal Corpse dieron un recital sangriento, sucio, violento y ruidoso en el Centro de Convenciones Festiva ante 3000 personas hambrientas de violencia explicita. Es totalmente cierto que ambas bandas tocaron por separado en nuestro país anteriores veces, pero unirlas para una sola noche, tiene una relevancia enriquecida y fuerte para la comunidad metalera de nuestro país. Sin  más que decir, les dejamos con los mejores momentos del concierto.





Napalm Death:

La banda liderada por Shane Embury (bajista) y Mark “Barney“ Greenway (vocalista) no solo cumplieron con su puntualidad, sino que nos dieron una antesala de lo que iba suceder con Cannibal Corpse: Una entrada a las puertas del infierno. Comenzaron con los temas “Multinational Corporations“, y “Instict of Survival“ del legendario Scum (1987),  para luego irse al Smear Campaign (2006) con el tema “When All Said is Gone“. Al terminar esta canción, Greenway soltó unas palabras en español: Muchas gracias, Perú. No saben lo felices que estamos de volver acá y de destruirnos con ustedes. Un maldito placer. Al terminar la frase, siguieron con “Unchallenged Hate“, “Smash a Single Edit“, “The Wolf I Feed“, “Practice What You Preach“, “Standardization“, “Everyday Prox“, “Standirization“, “Everyday Pox“ hasta llegar al violentisimo y destructor “Scum“. Fue en ese momento donde todo el público comenzó a dejarse llevar por la furiosa voz de Greenway, donde mediante patadas, puñetes, codazos y con cervezas volando, sentían que estaban en un proceso  de exorcismo. Era una pelea de poseídos sedientos de sangre. Greenway mediante su energía, brincaba y saltaba como si tuviera  20 años, Embury y sus inigualables solos de bajo y Danny Herrera con sus golpes a la batería que parecían martillos de truenos, marcaban el comienzo de la entrada hacia las puertas del infierno. Greenway mediante su carisma, hablaba en español constantemente,  mostrando su agradecimiento y felicidad al ver al público destruirse. Siguieron las canciones cortas “Life?“, “Control“, “You Surfer“ y “Dead“, para luego continuar con “Narcoleptic“ y un cover de Anti Cimex, “Victims of a Bomb Raid“ e irse a un pequeño descanso. Al regresar, Barney soltó el nombre de la decimoséptima canción, “Surfer The Children“. Yo en lo personal, deje a un lado mi mochila y me uní a los otros demonios, con puñetes, empujones y patadas. Recuerdo haberme caído 3 veces y de esas 3 me levanto un sujeto de 1.90. Barney bebía cerveza y agradecía a la gente por tan hermosa escena, para luego continuar con “Breed to Breathe“, “Silence Is Deafenin“g“, “How the Years Condemm“ y el cover de la banda californiana Dead Kennedys, “Nazi Punks Fuck Off“. Antes de finalizar, Barney brindo por el público y dijo que definitivamente,  que volverá pisar tierras peruanas con su banda. Finalizo con “Siege of Power“,  para dejarnos en las puertas del infierno con Cannibal Corpse.



Cannibal Corpse:

Ya ubicados en las puertas del infierno, al escenario sale Cannibal Corpse, comandados por su vocalista George “Corpsegrinder“ Fisher donde nos da un pequeño saludo, para luego empezar con los temas de su reciente álbum Red Before Black (2017),  “Code  of The Slashers“, “Only One Will Die“ y “Red Before Black“. Luego siguieron “Scourge of Iron“, “Evisceration Plague“, “Scavenger Consuming Death“ y el mítico “The Wretched Spawn“. Fisher no soltaba palabras en español pero mediante su idioma original (inglés) nos decía  esta interesante frase: “Vamos a romperles la cabeza, carajo“. Continuaron con “Pounded Into“,  “Kill Or Become, Gutted“, “Corpus Deliciti“, “Devoured by Verrmin“ y “Devoured by Vermin“. Durante esas canciones mencionadas, el bajista Alex Webster mostraba que era un títere de Satanás al utilizar sus manos para sacarse unos solos virtuosos de su bajo, Marzukiewicz con la batería golpeándola como si matara a alguien y Fisher que movía su cabeza constantemente a lado de unos gritos melancólicos, como si el diablo cantara en persona. No estábamos en un concierto, ya estábamos adentro del infierno donde recibíamos látigos de 5 jinetes endemoniados para luego expulsarnos al apocalípsis. Hubo un momento en que Fisher tiro  botellas de agua a la gente, sin embargo la misma gente la tiraba al piso, causando una serie de carcajadas al vocalista. Después de una breve pausa, siguieron con “A Skull of Maggots“, “I Cum Blood“, “Make Them Suffer “ y “Stripped, Raped and Strangled“. Con un Fisher todo agotado, nos menciono que faltaba una sola canción pero antes nos dijo esto:  “Espero que aún estén con vida, porque lo que sigue es su final de su vida. Gracias por haber asistido, los queremos y se que volveremos encontrarnos. Sin hablar más, “Hammer Smashed Faceeeee“. Siento un empujón hacia la parte del pogo, y con mochila, lanzo mochilasos  a cualquier parte, sin embargo, 4 personas recibieron el impacto de mochila, en la que estas reaccionaron con patadas a mis piernas. Todo el público (incluyéndome) fuimos al apocalípisis, para que nuestras almas sean destruidas y llevadas hacia un lugar desconocido.


Hay varios puntos destacados del concierto pero hay 2 claves que recalcar:

-La puntualidad: Ambas cumplieron con sus horas de presentación, al igual con sus horas de final. No hubo demoras y todo cumplió al respectivo horario, causando que el concierto sea perfecto en ámbito estructural.  

-Los setlits: Hubo de la vieja y nueva escuela. Si solo ambas bandas se iban a enfocar en la etapa antigua, se ha iba perder la importancia del lanzamiento de sus discos recientes: Aprex Predator- Easy Metal (2015) de Napalm Death y Red Before Black (2017) de Cannibal Corpse. Sin duda alguna, uno de los mejores setlist de la historia en cuanto a conciertos de metal.

No hay duda que se volverá ver a estas bandas en un tiempo cercano, quizás por separado o en conjunto. Lo que no se puede negar, es el legado que dejaron este 27 de septiembre en el Centro de Convenciones Festiva. Esperemos 2 o 3 años, por ahora solo queda decirles muchísimas gracias Cannibal Corpse y Napalm Death por cumplir nuestros sueños de verlos juntos por primera vez y hacer que este concierto, sea uno de los mejores de la historia. Agradecidos estamos.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter e Instagram.

Con la tecnología de Blogger.